Menú Cerrar
Blog Ginecología

¿Fugas involuntarias de orina? Mire por qué suceden

La incontinencia urinaria es la condición en que una persona experimenta pérdidas o fugas de orina en pequeñas o grandes cantidades que no se pueden controlar.

Ciertamente, la matrona Janice Reyes, señala que estas fugas de orina que ocurren cuando se está en tranquilidad, tras hacer un esfuerzo o debido a las ganas intensas de orinar, no son episodios que puedan considerarse normales.

Por ello, una de las recomendaciones de los especialista cuando se presentan problemas de incontinencia, es asistir a una consulta ginecológica o urológica en la que según su caso se aplicará el tratamiento correspondiente.

¿Por qué se origina la incontinencia urinaria?

De hecho entre las causan que originan las fugas de orina involuntaria se encuentran los procesos inflamatorios, problemas de almacenamiento, disfunción del vaciamiento, vejiga neurogénica y nicturia.

Las alteraciones en la vejiga o el esfínter urinario, originan las fugas de orina.

Por esta razón, es importante destacar que la edad es un factor influyente, debido a que las personas mayores de 50 años son más propensas a experimentar incontinencia.

Lee también: Enfermedades cardiovasculares ¿Cómo prevenirlas?

Tipos más comunes de incontinencia

  • Incontinencia de esfuerzo: esta condición se trata de fugas de orina en pequeños volúmenes frente a esfuerzos físicos ocasionados por presión intraabdominal, como toser, reír o estornudar.

En este caso, los músculos responsables de mantener cerrada la vejiga, son débiles y permiten la fuga.

  • Incontinencia de urgencia: Se presenta con unas ganas repentinas y urgentes de orinar, debido a que los músculos de la vejiga se contraen involuntariamente antes de que esta se llene, ocasionando fugas de orina antes de lograr llegar al baño.

Tratamiento

Es más para tranquilidad de muchos existe la posibilidad ante esta pérdida involuntaria que el especialista recomiende un tratamiento que ayude a mejorar su condición.

Según la intensidad de las fugas de orina, la persona puede ajustar la ingesta de líquidos, tener accesos fáciles al baño, realizar ejercicios del suelo pélvico, ingerir medicamentos, aplicar inyección de Bótox o someterse a cirugía.