Menú Cerrar
Blog

Consejos para una toma de muestras de sangre sin estrés en niños

Consejos para una toma de muestras de sangre sin estrés en niños

La toma de muestras de sangre en niños puede ser una experiencia estresante tanto para los pequeños como para sus padres. Con el objetivo de hacer este proceso lo más llevadero posible, Camila Canales, enfermera encargada de la toma de muestras en Clínica CleverSalud Rancagua, comparte su experiencia y valiosas recomendaciones para ayudar a las familias en estos momentos.

¿Cómo prepararse?

Con más de 7 años de experiencia en toma de muestras, nos ofrece algunos consejos prácticos para reducir la ansiedad y el miedo en los niños durante los exámenes de sangre.

Explicación previa: Es muy importante que le cuentes al niño a dónde van a asistir y qué es lo que se va a realizar, adaptando la explicación a su edad. Anticipar lo que va a suceder ayudará a disminuir el miedo y la ansiedad.

Juegos de rol: Canales sugiere que, en casa los padres realicen juegos de rol y practiquen lo que se va a hacer, ya sea con peluches o muñecos. “Esto les permitirá familiarizarse con el procedimiento de una manera más lúdica y menos intimidante,” explica.

Objeto de apego: “Si el niño tiene algún objeto de apego, como un peluche, un muñeco o un chupete, es recomendable que lo traiga el día de la atención. Este objeto puede acompañarlo durante todo el proceso, brindándole mayor seguridad y confort,” aconseja.

Contención emocional: Durante la toma de muestras, la profesional subraya la importancia de que los padres abracen al niño e intenten contener sus emociones. “Si llora, no lo retes. Es normal que se sienta nervioso o asustado,” dice.

Mantén la calma: “Como padre, es importante que mantengas la calma. Tu tranquilidad ayudará a que tu hijo se sienta más seguro y relajado,” resalta.

En Clínica CleverSalud contamos con personal altamente capacitado en la atención de niños para hacer esta experiencia lo más llevadera posible, la toma de muestra de Clínica CleverSalud está ubicada en el primer piso de la clínica en Cáceres 630, Rancagua.