Menú Cerrar
Blog

Algunos estudios que se debe realizar una mujer a lo largo de su vida

En cada etapa de la vida, la mujer debe realizarse una serie de chequeos médicos que contribuyen a la prevención y detección temprana de enfermedades como cáncer, arteoesclerosis o accidentes cardiovasculares. Afirma el doctor Juan Pablo Poblete, especialista en ginecología.

El doctor Poblete explica que una niña entre los 10 y 14 años, debe asistir a un control prepuberal con un ginecopediatra que le realizará exámenes físicos que determinen el normal crecimiento físico y desarrollo sexual.

Entre los principales análisis que se deben realizar a este grupo etario se encuentran:

  • Hemograma: examen de sangre que evalúa el estado de los glóbulos rojos, glóbulos blancos y las plaquetas.
  • Examen físico: Exploración que se realiza por todo el cuerpo a fin de constatar su buen estado o detectar alguna anomalía, el especialista palpa, escucha y observa el funcionamiento del cuerpo.
  • Examen hormonal: Con una muestra de sangre se evalúan los niveles de hormonas en el cuerpo a fin de descartar alteraciones que puedan estar afectando el organismo.
  • Control de lípidos: se indica sobre todo si existe obesidad o sobrepeso, evalúa la cantidad de colesterol en la sangre.
  • Control de peso: para mantener un peso saludable que evite patologías como colesterol alto, hipertensión o diabetes.

Entre los 16 y 25, la consulta ginecológica requiere básicamente un control de anticoncepción, en esta etapa se tienen en cuenta los hemogramas, el control de lípidos, el perfil bioquímico, la función del hígado, la ecografía ginecológica y sobre todo se debe practicar el Papanicolaou.

  • Papanicolaou o citología: se debe realizar una vez al año desde el momento que inicia la actividad sexual. El ginecólogo extrae una pequeña muestra del cuello del útero, esta, se evalúa en un laboratorio, su objetivo principal es detectar el cáncer de cuello uterino.
  • Ecografía ginecológica: estudia el órgano reproductor femenino, visualiza el estado del útero, los ovarios y el cuello uterino.

Te interesa: Hipotiroidismo: una enfermedad frecuente y tratable

Es importante tener en cuenta que los exámenes antes mencionados, se deben realizar periódicamente en el transcurso de la vida de una mujer.

A partir de los 35 años, deben sumarse otros chequeos como:

  • Mamografía: es un tipo de radiografía que detecta la presencia de tumores en la glándula mamaria. Este estudio no previene el cáncer de seno pero permite un diagnóstico temprano. Es importante realizarse este chequeo anualmente.
  • Ecografía mamaria: es un ultrasonido que se realiza en los senos a fin de visualizar nódulos u otras masas sólidas que se palpan en la mamografía o el examen físico.