Menú Cerrar
Blog

¿Cómo contrarrestar los síntomas de la menopausia?

La menopausia es un proceso natural en la vida de toda mujer, marca el fin de la fertilidad debido a que los ovarios dejan de producir estrógeno y progesterona que son las hormonas responsables de la reproducción. Este, es un proceso gradual que normalmente inicia alrededor de los 50 años con una serie de síntomas asociados a la baja producción de hormonas y se destaca especialmente por el término definitivo del período menstrual.

El especialista en ginecología y obstetricia, Juan pablo Poblete, explica que este período no determina el fin de la vida, sino el comienzo de una de las etapas más importantes en la que la mujer ha alcanzado madurez personal y estabilidad en todos los aspectos.

Además el especialista enfatiza que la expectativa de vida de la mujer chilena se ubica en los 94 años, entonces después de haber llegado a la menopausia aún quedan por los menos 40 años en los que se debe asegurar la mayor calidad de vida posible.

En este sentido, es importante tratar los síntomas que aquejan a la mujer por causa de la deficiencia de hormonas en el cuerpo y que interfieren en la cotidianidad de quienes los padecen. Entre las principales alteraciones que ocasionan la menopausia tenemos:

  • Bochornos (aumento repentino de la temperatura)
  • Sudores nocturnos
  • Alteración del sueño
  • Cabios de humor
  • Disminución del deseo sexual
  • Sequedad vaginal

¿Qué hacer para disminuir los síntomas?

Una opción efectiva para contrarrestar los síntomas de la menopausia, es la terapia de reemplazo hormonal que aporta al cuerpo el estrógeno y la progesterona (a veces), que ya no produce por sí mismo.

Este tipo de tratamiento está disponible en diferentes presentaciones, las más utilizadas son la píldora diaria y los parches adhesivos, pero también puede encontrarlo como anillo vaginal, gel o spray.

Tipos de terapia de reemplazo hormonal

Con estrógeno, recomendada para mujeres sin útero por histerectomía.

Combinada, es para las mujeres con útero y se compone por pequeñas dosis de estrógeno y progestina (forma sintética de la progesterona).

Estos tratamientos solo pueden ser indicados por un médico especialista, dado que no todos los organismos son iguales y se requiere de una serie de análisis para determinar las dosis, el tipo de administración e incluso si la persona es apta para recibirlo.

Otros beneficios

Además de disminuir los molestos efectos de la menopausia, la terapia de reemplazo hormonal previene enfermedades cardiovasculares y la osteoporosis, también disminuye el riesgo de desarrollar Alzheimer y mal de Parkinson.

Es importante tener en cuenta que este tipo de medicación requiere de estricto seguimiento médico pues entre sus factores de riesgo está desarrollar algunos tipos de cáncer, coágulos sanguíneos o enfermedad vesicular.