Menú Cerrar
Blog Ginecología

¿En qué consiste el engrosamiento endometrial?

La principal causa de consulta de mujeres en edad fértil con alteraciones de la regla, es debido al endometrio engrosado. Así lo afirma el doctor Juan Pablo Poblete, especialista en ginecología de la Clínica Integral Rancagua.

El endometrio, explica el doctor Poblete, es la capa interna del útero que crece hasta 10 mm cada mes a causa del estímulo hormonal. Este tejido, tiene la función de permitir la implantación del embrión y desarrollar la placenta si se produce un embarazo. “Es donde realmente se produce la vida”.

El tejido endometrial sufre diferentes cambios durante el ciclo menstrual. Si no se produce un embarazo, el endometrio es expulsado por el cuerpo durante la menstruación y en los primeros 15 días del ciclo gracias a la acción de las hormonas sexuales, se vuelve a formar.

En la segunda fase del ciclo menstrual, después de la ovulación, el endometrio ya maduro genera un ambiente idóneo para la implantación del embrión y su alimentación mientras se forman la placenta y el cordón umbilical.

Endometrio engrosado

Un endometrio de grosor óptimo, no debe exceder los 10 mm, esta sería la condición perfecta para la implantación del embrión. Sin embargo, factores de riesgo como la obesidad han incrementado engrosamiento endometrial en mujeres jóvenes.

El sobrepeso estimula la producción de una hormona llamada estrona, responsable del crecimiento del endometrio. El exceso de esta hormona genera un crecimiento anormal del endometrio ocasionando que las paredes del útero se hagan más gruesas cada vez llegando al punto de que no pueda ser eliminado por la regla.

Síntomas

El endometrio engrosado presenta dos complicaciones en las mujeres fértiles, la primera tiene que ver con las alteraciones de la regla ya que esta condición genera fuertes sangrados y dolor menstrual.

La segunda complicación que genera esta patología es la infertilidad. El engrosamiento endometrial afecta al 20 por ciento de las mujeres con problemas de gestación.

La asistencia anual al control médico, permite el seguimiento al crecimiento y textura de esta capa tan importante para el desarrollo del embarazo.