Menú Cerrar
Blog Ginecología

Control del sobrepeso y la obesidad durante el embarazo

Desarrollar complicaciones en el embarazo como diabetes gestacional, preeclamsia, abortos, parto prematuro y tener un bebé demasiado grande para su edad gestacional; son probabilidades que elevan su porcentaje si la futura madre tiene sobrepeso u obesidad.

La matrona Janice Reyes, señala que este, es un problema prevalente que afecta a mujeres de distintas edades y el cual se debe atender correctamente. 

Las mujeres en edad reproductiva o que deseen salir embarazadas se les recomienda comenzar con un cambio de hábitos alimenticios, incorporar una rutina de ejercicios y llevar un estilo de vida saludable para así regular los procesos hormonales, desintoxicar el cuerpo y comenzar un embarazo con buen pie.

Sin embargo, la matrona Janice Reyes señala que el mejor tratamiento es la prevención, adoptando un estilo de vida saludable combinando una alimentación balanceada con la actividad física se pueden prevenir alteraciones relacionadas al sobrepeso al momento del embarazo.

Es importante recordar que una mujer en los niveles de peso saludable, sólo puede aumentar 11 kilos durante el embarazo, sin embargo una madre con sobrepeso, requiere de un régimen de alimentación más reducido debido a que la obesidad es un factor de riesgo responsable de complicaciones severas.

La mayoría de los bebés de mujeres con sobrepeso y obesas nacen sanos. Pero el sobrepeso y la obesidad durante el embarazo pueden causar problemas de salud para el bebé.

Se debe contar con la supervisión de su ginecólogo o matrón y de un nutricionista debido que hacer dieta para adelgazar durante el embarazo no es una opción, pero si existen métodos saludables para controlar el aumento de peso durante el embarazo.

Para saber si tiene sobrepeso o es obesa, averigüe su índice de masa corporal antes de quedar embarazada, este cálculo se basa en su peso y su estatura.

Lo recomendable es realizarse un chequeo médico que se le hace antes del embarazo.

La primera medida que se debe tomar es aumentar sólo la cantidad de peso recomendada por su especialista durante el embarazo, esta, es de un kilo por mes, pero si la madre padece obesidad esta medida puede ser más restrictiva.

Recuperar el peso ideal después del embarazo, es un proceso lento. Tras el parto se pierden rápidamente de 5 a 7 kilos que constituyen el peso del bebé, la placenta, el líquido amniótico y otros líquidos retenidos en las extremidades, luego de eso, los kilos de más, tardarán un poco en desaparecer. Así lo indica el matrón Ángelo Alvear.

La alimentación balanceada debe ser un factor principal en este proceso, para ello el especialista recomienda la supervisión de un nutricionista que le indique los alimentos acordes a sus necesidades y adaptada en relación a la lactancia materna.

De igual forma, afirma que la lactancia materna contribuye a la pérdida de los kilos de más, porque este proceso natural hace que el cuerpo queme calorías, de manera que alimentar a su bebé le ayudará a perder peso sin mucho esfuerzo.

La actividad física también es una opción, pero esta se debe retomar de forma paulatina y preferiblemente dos meses después del parto para evitar complicaciones en la recuperación.

El matrón Alvear enfatiza en la importancia de involucrar a su médico especialista en este proceso, sobre todo si se padece de enfermedades como diabetes o hipertensión.