Menú Cerrar
Blog Ginecología

De esta forma interfiere la higiene íntima en la salud de la mujer

La higiene íntima de las mujeres es de suma importancia, pues gracias a ella se previenen un sin número de infecciones que afectan la calidad de vida de quienes la padecen.

Sin embargo, los hábitos higiénicos para la zona vaginal, se podrían estar implementando de forma herrada así lo afirma la matrona Janice Reyes.

Para entender un poco como funciona esta parte del cuerpo, la matrona explica que la vagina no es un ambiente estéril ya que posee una cantidad de bacterias necesarias para combatir las infecciones.

En este sentido, es importante no exagerar con el lavado de la xona íntimas, la transpiración favorece la colonización de hongos por lo que el aseo debe ser habitual no debe superar las tres veces al día, dado que atenta contra los microorganismos naturales de la flora vaginal, lo que expone a la mujer a una proliferación de infecciones.

Como identificar alteraciones en la zona vaginal

Las mujeres conocen su cuerpo y pueden notar cuando este, está teniendo una reacción fuera de sus parámetros normales.

Experimentar ardor, dolor, cambios en el flujo vaginal o irritación durante la relación sexual; son indicadores de la presencia de microorganismos externos que podrían estar causando algún tipo de infección.

El uso de jabón en la zona genital también puede causar una reacción adversa, normalmente los jabones diseñados para el cuerpo poseen un PH contrario al de la vagina y esto llega a causar alteraciones

Lo más recomendable es lavar solo con agua y si no se siente cómoda con esto, usar jabones con PH ácido diseñados especialmente para la parte íntima.

Otro error muy común, es el uso prolongado de protectores diarios, estos, están hechos de un material sintético que favorece la humedad lo que lo convierte en un caldo de cultivo para los microorganismos externos.

Lo ideal es usarlos para situaciones específicas como al inicio o final de la regla cuando el flujo de sangre es mínimo.

La ropa interior de material sintético también favorece la infección por el tema de la humedad, por el contrario, los calzones de algodón favorecen el equilibrio de las bacterias vaginales.

En resumen

Para evitar la proliferación de bacterias que causan infecciones molestas en la zona íntima, se debe:

  • Tener un adecuado aseo vaginal, que no supere 3 lavados al día, usar solo agua o jabones con PH ácido.
  • Reducir el uso de protectores diarios, estos pueden usarse en oportunidades específicas y no diariamente.
  • Usar ropa interior de tela de algodón, para evitar la humedad en el área.