Menú Cerrar
Blog Ginecología

Podemos mejorar la gastronomía chilena sin cambiarla

 

La gastronomía chilena es muy variada y rica, pero no toda es nutritiva y alimenticia; no obstante, podemos mejorarla sin cambiarla. El secreto está en la cantidad de raciones, de sal y de azúcar.

En Chile al hablar de comida hay dos particularidades:

1. Los chilenos son conocidos como los reyes del salero. La primera norma para mejorar la gastronomía chilena, sin cambiarla, es retirar el salero de la mesa. Comer bajo en sal es lo más saludable.

2. Chile es el segundo país que más consume pan y uno de los que más variedad tiene. El pan es muy saludable, lo que sí no lo es, es la cantidad, sobre todo cuando se come de noche, como acostumbra el chileno.

Una de las comidas típicas de Chile es la “once”. Solía comerse a mitad de tarde, pero ahora se come a partir de las 8 de la noche.

La once suele ser un pan amasado, marraqueta o pan tostado, acompañado de mantequilla, huevo, queso amarillo, mermelada, palta, manjar, paté o jamón. La bebida de compañía de la once es algo caliente, siempre endulzado. Es precisamente el azúcar lo que debe evitarse, es preferible agua o una bebida natural no azucarada. Lo más notorio es la cantidad de pan que con la once consume el chileno.

Sin modificar la tradición, la once puede ser sustituida por un buen plato de arroz con pescado y ensalada. En otras palabras, carbohidratos, proteínas y fibras. Algo de pan, pero sin excesos. De ese modo es mas saludable y nutritivo.

No se trata de no comer once, se trata de realizar comidas balanceadas, nutritivas, reducir la ingesta de pan, de azúcar y de sal.

Las marraquetas, pan batido o francés, son deliciosas, pero son muchas calorías, al igual que el queso, jamón y el paté, que además contienen grasas saturadas.

La alimentación saludable y la nutrición son importantes, constituyen la base de la vida, por eso, si necesitas más orientación, te invitamos a visitarnos en la Clínica Integral Rancagua en el piso 3.